miércoles, 6 de julio de 2011

Buscamos vida, el ejercicio de la memoria contra el olvido

Este viernes 8 de julio a las 19hs en la Casa de la Amistad Argentino-Cubana, Alsina 1744, Ciudad de Buenos Aires, tendrá lugar una nueva charla debate del ciclo “Empresas y Terrorismo de Estado”, que organizan los Trabajadores y Delegados de los 70 y Mascaró Cine Americano. En esta oportunidad se debatirá el rol de las empresas Ford, Acindar y Mercedes Benz como responsables y cómplices civiles de la última dictadura militar en la Argentina. Además, se presentará un avance del documental Buscamos Vida, los crímenes del Ejército Argentino en Campo de Mayo, que aquí difundimos: -------------------------------------------------------------------------------- Sobre el documental Buscamos vida, los crímenes del Ejército Argentino en Campo de Mayo.Por Mascaró Cine Americano Desde el año 1975 hasta 1983, las fuerzas armadas argentinas secuestraron, torturaron y desaparecieron a 30.000 militantes políticos, sindicales, estudiantiles y sociales, lo que demuestra que la barbarie atravesó a toda nuestra sociedad. Este sistema de represión fue adoptado por todas las dictaduras militares latinoamericanas con el llamado “Plan Cóndor”, que actuaba como coordinadora represiva de los movimientos sociales en Argentina, Bolivia, Chile, Uruguay, Paraguay y Brasil. Esto fue pergeñado como Doctrina de la Seguridad Nacional por el Departamento de Estado norteamericano, los grupos de poder económico multinacional y perpetrado a través del poder militar. De las investigaciones que hicieron los organismos de derechos humanos surge que durante la última dictadura militar hubo aproximadamente 600 campos de concentración en todo el territorio nacional. En Campo de Mayo, la mayor guarnición militar del ejército argentino, funcionaron los centros clandestinos de detención El Campito, Las Casitas, el Hospital Militar y la Prisión Militar de Encausados. En estos lugares fueron secuestrados, torturados y posteriormente desaparecidos más de 5.000 hombres y mujeres de nuestro pueblo mientras resistían la feroz embestida del terrorismo de Estado. Allí, el porcentaje de sobrevivientes fue menor del de los campos de concentración del nazismo en Auschwitz, durante la última guerra mundial (1939-1945). Con ayuda de los testimonios de quienes pudieron sobrevivir, Buscamos Vida cuenta el accionar de esa maquinaria del terror sobre los prisioneros en este campo de concentración, el cual se apropió de aproximadamente 200 niños nacidos en la maternidad clandestina del Hospital Militar de Campo de Mayo e impuso, a sangre y fuego, un sistema económico, político y social que favoreció a una minoría oligárquica a expensas de las grandes mayorías populares, cuyas consecuencias aún hoy seguimos padeciendo. Buscamos vida es también como un ejercicio de memoria contra el olvido, la historia de un pueblo que persiste en la búsqueda de la verdad y la justicia; de quienes, con memoria fértil, abrazan los sueños de tantos intentos por construir un mundo libre. “Nosotros buscamos vida...ellos nos llevaron nuestros hijos y nietos, ya hemos recuperado algunos, pero seguiremos buscándolos a todos hasta el último minuto de nuestras vidas. Tienen que devolvernos lo que nos han robado y pagar en la cárcel por lo que han hecho” (Testimonio de una Abuela de Plaza de Mayo). Buscamos vida (los crímenes en Campo de Mayo) por mascarocineamericano La película Buscamos Vida, los crímenes del Ejército Argentino en Campo de Mayo es una herramienta estratégica para promover la participación de la sociedad en los juicios contra los genocidas represores-desaparecedores de la última dictadura cívico-militar, apoyar a los compañeros que están testimoniando contra los jerarcas de Campo de Mayo y también para impulsar los juicios que ex- trabajadores de los años 70 están promoviendo contra las empresas multinacionales que, planificaron, financiaron, sostuvieron y se beneficiaron del terrorismo de Estado, especialmente contra la clase obrera en las fábricas y los trabajadores en general. Esa minoría parasitaria lo siguen haciendo hoy con un sistema económico, político y social represivo, para obtener máxima ganancia a costa de la vida de miles de compañeros que luchaban por un mundo digno para todos. La película será proyectada en todo el país, en colegios, universidades, organizaciones sociales, partidos políticos, asambleas, movimientos de desocupados y todos los lugares donde se pueda realizar un debate posterior con los afectados directos y el pueblo en general. FUENTE: www.anred.org

1 comentario:

Monica dijo...

estoy parando en un hotel en recoleta por trabajo, me parece muy bien que salgan a pedir por sus derechos! alguien tiene que escuchar!

FELC

POR EL CAMBIO SOCIÁL!